Venom

RESEÑA
Foto por:

Una adaptación fallida que no logra hacerle justicia a un antihéroe emblemático de Marvel.

Por Jonathan Eslui / @JonathanEslui

 

En una época en la que el cine de superhéroes se ha convertido en el “pan nuestro de cada día” en Hollywood y en la que todos los estudios intentan darle forma a sus propias franquicias cinematográficas basadas en cómics, no es una sorpresa que Sony se encuentre desarrollando su universo fílmico arácnido con diversos spin-offs protagonizados por personajes surgidos en las páginas de las publicaciones del Hombre Araña a lo largo de los años. Lo curioso de este plan es que la cinta con la que inicia este nuevo universo cohesionado es Venom (2018), esto debido a que el estudio, en cierta manera, busca separar a estas producciones de las del Spider-Man de Tom Holland que son parte del Marvel Cinematic Universe (MCU) de Disney.

La presentación en la pantalla grande de Venom en solitario, al menos en el papel, parecía una buena estrategia para que comenzara el nuevo universo cinematográfico arácnido y también se antojaba como un buen pretexto para olvidarnos de aquella lamentable versión del antihéroe que hace más de una década vimos en El Hombre Araña 3 (Spider-Man 3, 2007). Sin embargo, el resultado de esta arriesgada apuesta no es precisamente el esperado y parece que el personaje simplemente está condenado a no tener una película decente que logre hacerle justicia a su legado en los cómics. Ahora, la interrogante que hay que resolver es ¿por qué Venom no funciona y qué futuro tendrá su protagonista en el cine?

Sony Pictures

Para empezar, hay que hablar sobre la adaptación, cuyos cambios en los orígenes del personaje afectaron negativamente y marcan el primer gran error que se tuvo al hacerla. En el Marvel Super Heroes: Secret Wars #8 un ente extraterrestre conocido como simbionte se une a Peter Parker, otorgándole mayores habilidades y un peculiar traje color negro, posteriormente esa unión llegó a su final cuando el héroe se dio cuenta que ese parásito tenía planes para él que no le convenían, el siguiente huésped fue un reportero llamado Eddie Brock cuyo odio por el trepamuros lo llevo a convertirse en el malvado Venom, villano que con el tiempo evolucionó para convertirse en justiciero.

En Venom, Eddie vive en San Francisco en lugar de Nueva York y, por lo tanto, no pierde su trabajo por culpa del Hombre Araña, de hecho ni siquiera lo conoce y tampoco se le menciona. Aquí el personaje inicia como antihéroe y no lo vemos en su faceta como villano, lo cual es algo que sí afecta en el desarrollo de su historia aunque pareciera que no debía ser así y esos pequeños cambios hacen que parezca otro personaje al que estamos viendo. Sí es un error que no se respetara su mitología, así como cambiar elementos característicos por otros que no funcionan, además de que parecen sacados de la manga solo para justificar el desarrollo de la trama. También vale la pena mencionar que el traje presenta una versión alterada sin el ya clásico logotipo que identifica a Venom, algo ligado directamente a la ausencia de Spider-Man en la ecuación.

Sony Pictures

Hablando de la trama, esta se basa ligeramente y en forma poco efectiva en la miniserie de cómics Lethal Protector, publicada originalmente en 1993, en la cual Venom se muda a San Francisco tras un acuerdo que hace con Spider-Man. Después, es atacado por el hijo de una de sus víctimas y capturado para ser parte de investigaciones tras las cuales se crean cinco nuevos simbiontes, siendo uno de ellos Riot, el olvidable enemigo a vencer en el filme en el que la vida de Eddie Brock cambia por completo luego de convertirse accidentalmente en el huésped de una poderosa forma de vida extraterrestre con la cual tendrá que aprender a convivir en el día a día para marcar una diferencia, causando así el nacimiento de Venom.

Esta película tiene un par de cosas rescatables, pero en general es bastante floja y no cumple con las expectativas que había generado hasta ahora. Enumerando los errores cometidos en esta producción podemos decir que su historia no está bien estructurada y que esto tiene que ver directamente con que el guion no tiene pies ni cabeza; las actuaciones del elenco principal quedan a deber salvo por un Tom Hardy que solo por algunos momentos logra sacar adelante las escenas en las que aparece; el villano en realidad no aporta nada; la trama tarda un poco en llegar a lo importante y al final se siente que Venom ni siquiera sale tanto como debería. Las secuencias de acción no están bien montadas y además no hay muchas, lo cual es algo de lo cual Hardy ya ha hecho comentarios, mencionando que la cinta tenía cerca de 40 minutos más de escenas que quitaron, aparentemente para tener una clasificación que no fuera para adultos, y que al parecer eran en las que sí había más acción.

Sony Pictures

Respecto a lo rescatable podemos decir que Venom luce visualmente intimidante gracias al trabajo de efectos especiales, mismo a partir del cual se crea al personaje y se le otorga cierto realismo. Por otra parte, está una de las escenas postcréditos más emocionantes del cine de superhéroes hasta ahora, pues lo que sucede en ella hace que tengamos esperanzas de que la posible secuela mejorará y traerá a la pantalla grande un importante arco argumental en los cómics de Marvel.

Venom, lamentablemente y para tristeza de los fans de su protagonista, está muy lejos de ser lo que debió ser, como la crítica ya ha señalado. La película no funciona en general, pero es muy probable que esto no sea un impedimento para que logre buenas ganancias en taquilla. Ahora lo que queda esperar es que alguien se dé cuenta de todo lo que se hizo mal para corregirlo en una segunda entrega, misma que debe tener una clasificación para adultos para reflejar adecuadamente la naturaleza violenta del simbionte. También hay que cambiar a los guionistas y al director, y por último, que consideren juntar a este antihéroe con el Hombre Araña en un futuro no muy lejano, además de que deben apegarse más a la mitología de los cómics.

Entonces, ¿vale la pena ver Venom? Sí, para entender todo lo que salió mal y que las críticas negativas han surgido por razones válidas.

 

VENOM

Venom, Estados Unidos, 2018

Duración: 112 minutos

Dirigida por Ruben Fleischer (Zombieland)             

Escrita por Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel y Will Beall

Con: Tom Hardy, Michelle Williams, Riz Ahmed

 

TRAILER

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.