Un pequeño favor

RESEÑA
Foto por:

Suave, suburbana y sofisticada, este perverso thriller chic de Paul Feig encuentra a su pareja de actrices en su mejor momento y su mejor versión.

Por Maximiliano Torres / @amaxnopoder

 

Un smoothie de Diabolique, Gone Girl y The CW es lo que Paul Feig entrega en Un pequeño favor, comedia negra con una deliciosa primera mitad que para la marca del tercer acto cae irreparablemente. Stephanie (Anna Kendrick) es una mamá vloggera que hace manualidades para sus seguidores de internet. Un día, yendo a recoger a su pequeño hijo a la escuela, conoce a Emily (Blake Lively), la madre del mejor amigo de su hijo. Emily es la antítesis maternal de Stephanie: profesionista, domésticamente desobligada, indolente a las necesidades de su hijo. Una improbable amistad surge entre ellas.

Después de ir por los niños a la escuela toman martinis, se confiesan secretos y Emily aconseja a Stephanie a ser menos sumisa. Un día, Emily le pide a Stephanie que recoja a su hijo al salir de clases para que ella pueda atender una crisis en el trabajo. Esa es la última vez que Stephanie verá a Emily. Así comienza la búsqueda de una mujer que, ante los ojos de la comunidad, ha huido de su familia. Lo que la policía y el marido de Emily subestiman es la habilidad de la mamá vloggera para llegar hasta el fondo del asunto.

Corazón Films

Sin ser precisamente un duelo de actuaciones, el encuentro Kendrick-Lively tiene su grado de acontecimiento pop. Mientras que Anna asume el tipo de papel noble, complaciente que es frecuente en su filmografía (pero esta vez con un giro “meta”) Blake se emancipa en el primer personaje dominante de su carrera, que además anula los atributos femeninos que han marcado tanto su rango de actuación como su imagen pública. Para renegar de su célebre sentido de la moda, viste masculinamente; para romper con la eterna gentileza de sus protagónicos, tiene diálogos profanos y el humor más cáustico.

La buena noticia es que “Un Pequeño favor” funciona de maravilla cuando sus dos actrices comparten escenas. La mala noticia es que esta mancuerna constituye un tercio de sus dos horas de duración, y el secreto que esconde este thriller no compensa la química de mejores/peores amigas que echa a andar la historia.

Corazón Films

Para renegar de su célebre sentido de la moda, viste masculinamente; para romper con la eterna gentileza de sus protagónicos, tiene diálogos profanos y el humor más cáustico. Con observaciones mordaces sobre la maternidad, la vida en los suburbios y las expectativas de género, esta adaptación de la adictiva novela de aeropuerto de Darcey Bell se va perfilando como lo mejor de su director desde Damas en guerra, de no ser porque su tercer acto soluciona todo con delirios de película de adolescentes. 

 

FICHA TÉCNICA

A Simple Favor, EUA, 2018

Duración: 117 mins.

Dirigida por Paul Feig

Escrita por Paul Feig y Jessica Sharzer, a partir de una novela de Darcey Bell

Reparto: Anna Kendrick, Blake Lively, Henry Golding, Glenda Braganza, Dyanne Ramsay

Distribuida por: Corazón Films

 

TRAILER

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.