Robin Hood

RESEÑA
Foto por:

Una vez más, el cine industrial deja pasar la oportunidad por dar un giro meritorio a la conocida leyenda de Hood. La nueva versión es anacrónica: actualiza todo sin renovar nada.

Por Fabiola Santiago / @FabSantiago_

 

La historia de una guerra es la historia de todas las guerras, se escucha en el medio de una batalla de la película Robin Hood. De igual manera, el núcleo de esta leyenda permanece más o menos igual que en todas sus adaptaciones: un joven de espíritu rebelde, Rob (Taron Egerton), vive una vida privilegiada como noble, enamorado de Marian (Eve Hewson), de quien aprende la filosofía de robar a los ricos para ayudar a los pobres. Un día es enviado a la guerra, de donde lo regresan años después por defender a un enemigo.

Al volver a casa, descubre que en su ausencia fue dado por muerto, sus bienes fueron decomisados, y su amada ahora vive con otro hombre (Jamie Dornan) en las minas que explotan a los pobladores. El enemigo al que defendió, John (Jamie Foxx), se logra colar en el viaje de regreso a Nottingham y entrena a Rob hasta convertirlo en un hábil ladrón que reparte sus atracos entre los más desfavorecidos, mientras planean una manera de derrocar a la nobleza.

Corazón Films

Con Leonardo DiCaprio como productor ejecutivo, y un elenco de alto perfil con varios de los nombres más rentables en taquilla actualmente, la película levantó expectativas en Hollywood. A pesar de ser una de las historias con más adaptaciones, se especulaba que esta podría tener algo distinto, pues además tuvo como director a Otto Bathurst, responsable (entre otras series) del brutal primer episodio de Black Mirror, aquel en el que el Primer Ministro británico es chantajeado para humillarse públicamente con tal de salvar a la realeza. Su Robin Hood, sin embargo, ensaya algunos diálogos encendidos sobre la lucha de clases, pero abandona rápidamente ese discurso dejándolo en segundo plano, para concentrarse en la actualización (más no renovación) de sus formas.

Corazón Films

La película juega con los anacronismos y, desde un principio, advierte que se ubica en una época indeterminada, aunque evidentemente se trata del periodo de las Cruzadas. Aún así, no intenta apegarse a una exactitud histórica en su representación de la época; por el contrario, juega a incorporar vocabulario actual y, principalmente, un diseño de vestuario ajeno a aquellos años.

Corazón Films

Las cintas ubicadas en el pasado nos dicen mucho sobre el presente. Pero a diferencia de una película como Corazón de caballero, que transcurría en una Edad Media con música de Queen, en Robin Hood el uso de vestimenta con rasgos contemporáneos no responde a un intento por hablar de la actualidad desde otra época, sino que actúa como una brecha que une a esta cinta con dos géneros que apelan a un público juvenil: el bélico y la ciencia ficción.

Corazón Films

Robin Hood se ciñe a los códigos de películas exitosas entre los espectadores adolescentes, de manera que, visualmente, su paso por las Cruzadas incluye las escenas de disparos, planos secuencias y adrenalina típicas del género. La relación entre la élite y el pueblo remite a la saga de Los juegos del hambre, incluso en el vestuario estilizado de sus protagonistas.

La producción es prolija y construye en conjunto una película entretenida, aunque sin asomos de una propuesta auténtica que dé un nuevo giro al legendario ladrón.

 

FICHA TÉCNICA

Robin Hood, Estados Unidos, 2018

Dirigida por Otto Bathurst

Escrita por Ben Chandler y David James Kelly

Reparto: Taron Egerton, Eve Hewson, Jamie Foxx

Duración: 116 min

 

TRAILER

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.