LA BODA DE VALENTINA, comedia romántica y crítica social

RESEÑA
Foto por: Videocine

Esta nueva romcom mexicana conjuga elementos de la sátira sociopolítica con el encanto de los triángulos amorosos y los conflictos de familia comunes en las comedias comerciales.

Con la dirección de Marco Polo Constandse y un guion co-escrito por Issa López (Vuelven, 2017) y Santiago LimónLa boda de Valentina (2018) llega a complejos comerciales este viernes 9 de febrero. Protagonizada por Marimar Vega, Omar Chaparro y Ryan Carnes, esta comedia romántica narra la historia de Valentina, una mujer que se mudó a Estados Unidos para impulsar su carrera profesional y que recién se comprometió con su novio Jason con quien planea casarse en el país extranjero. Todo marcha aparentemente muy bien, hasta que cuando está arreglando todo para dar el gran paso, se topa con un "ligero inconveniente" que la traerá de vuelta a México y revivirá sentimientos e inquietudes que ella creía que habian quedado en el pasado.

Marimar Vega y Ryan Carnes en La boda de ValentinaFoto: Videocine

La boda de Valentina es una comedia romántica como pocas, pues no solo se enfoca en crear una atmósfera que haga caso a los elementos más básicos de la comedia a través de un ritmo romántico en la narrativa, sino que se esmera por incorporar la sátira y crítica social en medio de sus diálogos, situaciones inventivas y secuencias ingeniosas. A lo anterior ayuda la facilidad con la que se desenvuelven los protagonistas, el trío amoroso inesperado para la protagonista (aunque pronosticado por el público) que presume tanto de naturalidad como de gran química, y que en sus puntos más álgidos, hace de las inquietudes de Valentina, las preocupaciones de la audiencia: ¿puede más un apasionante y auténtico pasado o un deslumbrante futuro?

La cinta mantiene entretenida a la audiencia, y forma parte de una generación de producciones que buscan mejorar la calidad técnica de la captura cinematográfica (pues posee una cinematografía colorida y contrastante, muy al estilo de Hollywood).

Marimar Vega y Omar Chaparro en La boda de ValentinaFoto: Videocine

La película de Constandse se ocupa además de evidenciar los rasgos socioculturales que todo mexicano identifica y extraña cuando sale del país, así como de retratar la manera en que estos sorprenden a los extranjeros, tocando fibras sensibles y esclareciendo lo que su director afirmó en algún momento: la tierra y la sangre llaman. Por lo anterior, también queda claro el mensaje de que no podemos dejar atrás el pasado, que lo que somos forma parte de cada decisión que tomamos, y la familia, cualquiera que sea su tipo y la relación que mantengamos con ella, afectará nuestra vida.

Las intervenciones breves y memorables de María RojoTony Dalton, así como la inolvidable Sabine Moussier y un mimado Jesús Zavala, hacen del retrato de corrupción mexicana, una grata experiencia: una familia cuyo líder se encuentra en campaña electoral y que vive de despilfarros y desatinos políticos, es una de las formas más puntuales de describir la paradójica y desequilibrada realidad nacional. 

Reseña relacionadaLA REGIÓN SALVAJE, una fascinante mezcla de temas sociales y ciencia ficción

¿Por qué verla?

Puede ser que La boda de Valentina no se salve de recurir a diversos elementos narrativos convencionales (un viaje, una boda, un ex amor, enredos de familia); sin embargo, entretiene y logra que más de uno se identifique.

¿Por qué no verla?

A pesar de la ingeniosa manera en que se incluyen los elementos cómicos y satíricos al argumento, así como figuras públicas y de autoridad de la era digital (siendo el vloggero Chumel Torres el más preponderante de ellos), la cinta podría haberse explayado más tanto en su argumento central (explorando más la psicología de sus personajes) como en sus opiniones críticas (sociedad y política), que si bien juegan un papel importante en la ambientación de la historia, no se exploran con más detalle.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.