¿No es romántico?

RESEÑA
Foto por: Netflix

La nueva película de Rebel Wilson es un homenaje irónico a los clásicos de la comedia romántica hollywoodense.

Por Marcela Vargas / @Marce_Vargas88

Hace menos de diez años hubiera sonado absurda la premisa de Rebel Wilson como heroína de una comedia romántica. 2009 fue el año de 500 días con ella (500 days of Summer), A él no le gustas tanto (He's just not that into you) y La propuesta (The Proposal). Ninguna de sus protagonistas se parece –remotamente– a la comediante australiana que hoy protagoniza ¿No es romántico? (Isn't It Romantic), película que toma el género de la comedia romántica y lo zarandea con buenos resultados.

Además de protagonizar ¿No es romántico?, Wilson es una de sus productoras de esta cinta. Dirigida por Todd Strauss-Schulson, la película sigue a Natalie, una arquitecta insatisfecha que odia las comedias románticas y que por un golpe en la cabeza es transportada a un universo en el que ella es la protagonista de su propia romcom. A su alrededor aparecen los personajes cliché de películas como esta, todos correspondientes a elementos de su vida original:

  • En ambas realidades, su amigo Josh (Adam Devine) es el admirador no correspondido, pero ideal para ella.
  • El cliente de su firma, Blake (Liam Hemsowrth), se transforma en un seductor millonario que la ama y quiere cambiar su vida para bien.
  • Su mejor amiga y asistente Whitney (Betty Gilpin) se convierte en su enemiga mortal en la oficina.
  • La modelo de un anuncio de shampoo adquiere personalidad propia como Isabella (Priyanka Chopra), una modelo de trajes de baño y embajadora de yoga que se convierte en su rival de amores.

 

Netflix

¿No es romántico? utiliza las convenciones de la comedia romántica para cuestionar algunas de sus reglas, que parecieran quedar algo fuera de lugar en la realidad contemporánea. Por ejemplo, en qué conciencia social y de género podríamos pensar que el final feliz es ser rescatada de una vida proletaria por el príncipe millonario; que las mujeres que trabajan juntas deben ser enemigas mortales en lugar de apoyarse mutuamente –como dicta la sororidad–; o que siempre el premio mayor sea enamorarse de alguien más y no descubrir el amor propio.

Las escritoras detrás de este guion han trabajado el género anteriormente. Dana Fox, por ejemplo, es responsable de Amores, enredos y una boda (The Wedding Day), esa encantadora comedia en la que una soltera Debra Messing contrata como acompañante para la boda de su hermana a un encantador escort interpretado por un Dermot Mulroney de sonrisa perfecta. Mientras que Katherine Silberman escribió uno de los recientes éxitos de Netflix, Set It Up, sobre un par de asistentes de oficina que conspiran para unir a sus jefes como pareja para tener más tiempo libre en sus vidas privadas.

Además, Strauss-Schulson se preparó para darle vida a este excéntrico pero encantador universo con un mega maratón de comedias románticas. En un par de semanas vio todas las comedias románticas estrenadas entre 1988 y 2007 para intentar decodificar su ADN. Parte de su análisis está disponible para consulta en Instagram, pero el resumen ejecutivo es precisamente lo que hace tan interesante y divertida a ¿No es romántico?: fue construida con el material genético de los clásicos, a veces de forma tan sutil que solo un verdadero fan del género reconocerá.

¿No es romántico?
Isn't it Romantic
Estados Unidos, 2019
Dir. Todd Strauss-Schulson
Con: Rebel Wilson, Liam Hemsworth, Adam DeVine, Priyanka Chopra
Estreno en México: 28 de febrero, 2019

En esta liga podrás descubrir las referencias más claras de ¿No es romántico?, para que si te interesa, puedas buscar los originales y hacer tu propio mega maratón. Spoilers, obviamente.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.