Museo

RESEÑA
Foto por:

El director de "Güeros" dobla la apuesta en su segunda película, con un entrañable y emocionante recuento del saqueo al Museo Nacional de Antropología en la navidad de 1985.

Por Arantxa Luna / @holasoyarantxa_

Desde el FICM

 

Hace 33 años, Carlos Perches Treviño y Ramón Sardina García decidieron hacer algo que pasaría a la historia: robar un museo. Lejos de la obviedad que implica el hecho mismo de corromper y desafiar las leyes mexicanas, todo parecía indicar que los dos jóvenes no tenían un motivo claro para cometer el atraco. Esta anécdota, cubierta por un halo contradictorio de rebeldía e inocencia dio paso a Museo, la nueva película de Alonso Ruizpalacios.

En Museo, la vida de Treviño y Sardina es reinterpretada a través de los personajes de Juan (Gael García Bernal) y Benjamín (Leonardo Ortizgris), dos amigos entrañables que eligen el día de Navidad para ir al Museo Nacional de Antropología e Historia y sustraer más de 100 piezas arqueológicas, un elaborado plan que parecer provenir de la mente de espías profesionales, pero contrario a eso, Juan y Benjamín, sin pensarlo mucho, convierten esa noche en un punto de quiebre para su vida.

Cinépolis

Ruizpalacios transforma el resultado de este robo en un coming of age: nos contextualiza y ubica a los dos amigos como integrantes de familias de clase media acomodada que habitan Ciudad Satélite, el mejor ejemplo del suburbio mexicano, pero es esta zona de confort que los asfixia, sobre todo a Juan que, bajo la tensa relación que tiene con su padre, el Dr. Núñez (Alfredo Castro), y en la interacción pasivo-agresiva con el resto de su familia (la escena de la cena de Navidad), sabemos que sobrelleva la incomodidad de una rebeldía insípida.

El director mexicano tiene la habilidad de poner en cámara el resultante de los gestos, las risas e incluso los silencios que nacen cuando dos o más personas cercanas interactúan (ya lo habíamos visto en Güeros con Sombra, Santos y Tomás). En esta ocasión, el amor filial también es un elemento importante porque al ser atravesado por dudas, miedos y rencores, el viaje posterior que harán Juan y Benjamín será uno que cuestione temas más universales como el nacionalismo, la Historia (con mayúscula) y el sentido de pertenencia.

Cinépolis

Museo despliega su ambición durante la escena del robo, una coreografía que da muestra del compromiso que los dos amigos ponen en el proyecto y una pista de su deseo por romper la rutina que los aplasta. Después de este momento, Ruizpalacios lleva a sus dos protagonistas a un viaje muy parecido al experimentado en Güeros: uno que, más que un destino físico, se convierte en la búsqueda de algo intangible.

A partir de este momento, la obra de Ruizpalacios es un ir y venir constante de escenas que, en su punto más álgido, rompen la cuarta pared. Toda la atmosfera política y social de los años 80 en México se ve representada con pequeños guiños al cine de ficheras, al de la Nueva Ola francesa, el glamour y la decadencia de un estrato social que comenzaba su declive, mientras Juan divaga sobre los límites de la amistad, la familia y los sueños antipatrióticos que probablemente ya no se cumplan.

Cinépolis

Museo extrae de la juventud el malestar de hace 33 años y lo hace vigente, entrañable, lo suficiente para que sus imágenes sean una estructura de lecturas variadas, divertidas, inusuales. Al parecer, los robos a los museos suceden siempre, pues todos los días, algún joven en Satélite o en la zona más marginal de la ciudad, se pregunta sobre su futuro.

 

FICHA TÉCNICA

Museo, México, 2018

Dirigida por Alonso Ruizpalacios

Escrita por Alonso Ruizpalacios y Manuel Alcalá

Reparto: Gael García Bernal, Leonardo Ortizgris, Alfredo Castro, Ilse Salas, Lisa Owen

Duración: 128 minutos

Distribución: Cinépolis

 

TRAILER

 

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.