LA MOMIA, el decepcionante inicio del Dark Universe

RESEÑA
Foto por: Universal Pictures

Tom Cruise protagoniza una película fallida que pretende ser muchas cosas a la vez.

Ante el panorama de la industria, con Marvel y DC Comics dominando la taquilla gracias a sus respectivos universos compartidos, el estudio Universal Pictures decidió voltear a su propio pasado y crear un nuevo universo cinematográfico. El Dark Universe promete hacer que las nuevas generaciones conozcan a los monstruos clásicos que protagonizaron una de las épocas más gloriosas de dicho estudio y del género del terror. Así que personajes icónicos como Drácula, la criatura de Frankenstein y el Hombre Lobo estarán pronto de vuelta en una serie de películas conectadas entre sí. 

Tom Cruise está de regreso como Barry Seal en American Made

La primera entrega del Dark Universe, La Momia (The Mummy, 2017), pronto nos deja en claro que más que revivir el horror de los clásicos, está aquí para desarrollar una aventura fantástica, con acción, humor y romance. Esta versión recuerda más a la de 1999 - protagonizada por Brendan Fraser y con un tono derivado de Indiana Jones - que a la original de 1932 con Boris Karloff como el personaje titular. Sin embargo el problema es que mientras la película de Fraser se enfocaba en una cuestión clara, la versión de 2017 es un intento fallido por hacer muchas cosas al mismo tiempo. 

Tom Cruise interpreta a un ladrón de reliquias que termina por descubrir una misteriosa tumba egipcia en Irak. Obviamente esto es el comienzo de una maldición que pondrá en peligro no solo al personaje de Cruise y a sus compañeros - entre ellos la líder de la expedición (Annabelle Wallis) - sino a toda la ciudad de Londres, cuando una momia de la antiguedad cobra vida. Por otro lado, Russell Crowe le da vida al Dr. Jekyll, quien encabeza una misteriosa organización dedicada a la exploración del mal y de los monstruos. 

¿Por qué Tom Cruise fue la peor elección para protagonizar La Momia?

La Momia es una mezcla de géneros, por momentos hay acción, luego humor, y por supuesto intentos de aterrorizar a la audiencia. Lamentablemente las secuencias que pretenden mostrar la maldición que está sufriendo el personaje principal muchas veces dan risa, mientras que el humor intencional suele ser bastante ridículo. Aunado a estos problemas está el hecho de que Universal se siente urgido por plantear su Dark Universe, inyectándole al guión un desenlace forzado que se aleja de la esencia de la franquicia de la Momia. 

¿Cómo se veían los monstruos originales del Dark Universe?

Ya veremos si el Dark Universe logra corregir el camino, por ahora su inicio no podría ser más decepcionante y hasta insultante si pensamos en el gran legado que dejaron figuras como Karloff y Bela Lugosi. 

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.