¡Hombre al agua!

RESEÑA
Foto por: Videocine

La nueva película de Eugenio Derbez no tiene más pretensiones que divertir al espectador y contar una historia donde el bien vence al mal.

Por Arantxa Luna ǀ @_loquefuimos

No hay nada más irresistible que imaginarnos dueños del mundo que no podemos tener. Éxito, felicidad, dinero, amor… eso que solo sucede en la ficción y que ¡Hombre al agua! (2018), de Rob Greenberg, aplica muy bien –siguiendo la fórmula– en esta versión moderna del cuento de hadas donde el bien vence al mal y el egoísmo es un mal curable.

La estructura es clara: Leonardo (Eugenio Derbez) es un arrogante millonario que pasa sus días gastando la fortuna familiar. Él es la representación del hombre sin escrúpulos acostumbrado a conseguir lo que quiere hasta que conoce a Kate (Anna Farris), su nueva empleada de limpieza, madre soltera de tres hijas y declarada némesis.

Las diferencias unen a estos dos enemigos, y desde los polos opuestos se construye el chico-conoce-a-chica de la comedia romántica, con un revés interesante, cuando Leonardo pierde la memoria y, en venganza por sus malos tratos, Kate se hace pasar por su esposa. En esta aventura, Greenberg se mueve a través de las ya conocidas contraposiciones entre el mundo de los excesos y la virtud de la pobreza, aderezado con las intrigas de la hermana malvada de Leonardo (una hilarante Cecilia Suárez) y las ocurrencias de los amigos de Kate, como Theressa (Eva Longoria), personajes que agregan el halo cómico y acompañan a los dos protagonistas en su camino por reconocer en la otredad la humildad y la honestidad.  

Hasta aquí, nada nos parecería nuevo, y es que ¡Hombre al agua! no oculta sus bases dramáticas de la telenovela tradicional: sí, es honesta, y algunas referencias hechas por los mismos personajes (“ni en las telenovelas hay historias de amor así”, dice alguien) le recuerdan al espectador que, en la fantasía, estos mundos son factibles. Uno en un millón… pero posibles, y ahí está la clave del éxito de las comedias románticas.

Así, ¡Hombre al agua! juega con la ilusión del amor verdadero que está más allá de todo, incluyendo la nacionalidad, y recuerda a ciertas producciones latinas donde un extranjero domina Estados Unidos (el más fresco, Jane The Virgin, la serie de The CW). Que Leonardo sea mexicano es el ingrediente “político” en el contexto actual (los mexicanos somos honestos y sí podemos triunfar), sin embargo, la formula de los gags y los estereotipos en otros personajes (los amigos albañiles, donde aparece la plana mayor de la comedia mexicana: Jesús Ochoa, Omar Chaparro, Adrián Uribe), hacen que la intención pierda fuerza.

Sin más pretensiones que divertir al espectador, pero quizá menos entrañable que otras películas protagonizadas por Derbez, ¡Hombre al agua! cumple los parámetros para los que fue hecha. No hay más, no hay menos.

 

¡Hombre al agua!

(Overboard, EU, 2018)

Duración: 112 minutos

Dir. Rob Greenberg (How I Met Your Mother, Happy Endings)

Con: Eugenio Derbez, Anna Faris, Eva Longoria, Cecilia Suárez, Jesús Ochoa, Omar Chaparro, Adrián Uribe, Mariana Treviño, Fernando Luján

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.