HAZLO COMO HOMBRE: una comedia sobre el machismo

RESEÑA
Foto por:
2017-08-11

Mauricio Ochmann y Alfonso Dosal protagonizan esta película mexicana.

Muchos creen que el machismo y la homofobia son problemas prácticamente inexistentes en la sociedad actual. Que somos más open minded que nunca y que hoy en día, muy pocos son juzgados por sus preferencias sexuales. Pero la realidad es muy distinta y el director chileno Nicolás López lo relata en Hazlo como hombre (2017).

Raúl (Mauricio Ochmann), Eduardo (Humberto Busto) y Santiago (Alfonso Dosal) son amigos desde hace años. Nati (Aislinn Derbez), es la hermana de Raúl y prometida de Santiago quien termina cancelando la boda, pues en realidad es gay. Esta noticia le cae como balde de agua fría no sólo a Nati sino a Raúl, quien siente que nada podrá ser igual con su amigo, debido a sus preferencias sexuales.

 

La actuación de Alfonso Dosal, es la más aplaudible, pues muestra a un hombre homosexual sin caer en el típico estereotipo del gay amanerado. Mediante su personaje, se pueden explorar las relaciones humanas desde distintas perspectivas. Pero quién decepciona y llega incluso a aturdir es Aislinn Derbez, con expresiones excesivas y exageradas que lejos de transmitir shock, nos transmiten más bien incredulidad.

Entre risas, la película obliga al espectador a reflexionar acerca de expresiones como “no seas puto”, que son parte de nuestro día a día y aunque ya no lo parezcan, siguen siendo ofensivas.  Es una comedia con buenas puntadas y un tema distinto a los que estamos acostumbrados. Las áreas de oportunidad están en la dirección, pues estamos seguros que de ser guiados de forma correcta, los actores pudieron pasar de tener una actuación olvidable a transmitir mucho más emociones en el espectador. El resto de las cuestiones técnicas como la fotografía, música y el diseño de producción, son cumplidoras y funcionan bastante bien para el propósito de la cinta.

¿Por qué sí verla? Es una película que retrata problemáticas reales, que creemos que ya no existen pero siguen latentes en la sociedad. Además de que seguro te sacará más de una carcajada.

¿Por qué no verla? Porque te puedes morir sin verla y no te va a pasar nada. Es una opción entretenida en la cartelera, pero no más.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.