Entre vino y vinagre

RESEÑA
Foto por: Netflix

Seis amigas redescubren sus lazos en un accidentado viaje por los viñedos de Napa en California, en esta sofisticada comedia que llega a Netflix.

Por Marcela Vargas / @Marce_Vargas88

¿Cuándo entramos realmente a la vejez? ¿Cuándo se nos marchita el corazón? ¿Cuando nuestros cuerpos comienzan a mostrar claras señales de desgaste o cuando necesitamos que alguien más joven nos explique cómo se usa un aparato electrónico? La estadounidense Amy Poehler debuta como directora de largometrajes en Entre vino y vinagre (Wine Country, 2019), una simpática comedia que se hace esas preguntas y que nos sugiere reflexionar acerca de nuestras propias expectativas de la vida adulta.

Para esta aventura, Poehler reunió a sus excompañeras de Saturday Night Live, Rachel Dratch, Ana Gasteyer, Maya Rudolph, Paula Pell, Emily Spivey y Tina Fey en una cinta sobre los dolores de acercarse a la tercera edad, el miedo a la obsolescencia y la ansiedad que provoca ser consciente de la propia mortalidad.

La película, parcialmente inspirada en una experiencia real, narra una escapada de fin de semana con la que cualquier grupo de amigas podría identificarse. Hay gritos, discusiones, borracheras y el ocasional gag de comedia física con el que las actrices, todas ellas comediantes de larga trayectoria, se burlan de sí mismas y de los años que cargan sobre sus espaldas.

Netflix

El escenario de Entre vino y vinagre es un viaje a los viñedos de Napa, en el Norte de California, para celebrar el cumpleaños 50 de Rebecca (Dratch). La acompañan Abby (Poehler), Catherine (Gasteyer), Naomi (Rudolph), Val (Pell) y Jenny (Spivey), a quienes conoció en su juventud siendo meseras de una pizzería y que se han convertido en su soporte emocional después de tantos años de amistad.

Lo que pintaba como una escapada relajante se convierte en una olla de presión que explota con todo lo que las amigas no se han dicho en años: los complejos, secretos y vergüenzas que no se atreven a enfrentar. El conflicto compartido por todas es la cercanía de la vejez; ya están cruzando la línea de los 50 y no saben cómo sentirse al respecto. Cada una tiene un reto distinto para acercarse con dignidad y fortaleza a esta etapa de la vida, pero necesitan de las demás para atreverse a dar ese paso.

El corazón de Entre vino y vinagre es su capacidad para desarrollar en pantalla relaciones de amistad auténticas y sororas, en las que no compiten entre ellas ni le desean el mal a la otra ni se regodean en las desgracias ajenas. La mujer no es la peor enemiga de otra mujer; al contrario, es su mejor amiga y está lista para invitarle una copa de vino y decirle, sin tapujos, todos los “amiga, date cuenta” que hagan falta para enderezarle la vida, el autoestima y las ganas de seguir adelante.

Netflix

Ojalá en su próximo proyecto Poehler tenga la posibilidad de desarrollar mejor a cada personaje antes de volver a trabajar con un elenco ensamble tan amplio.

+ Lo mejor: La confrontación entre las “señoras” y las millennials en la inauguración de una exhibición de arte contemporáneo. Poehler utiliza la brecha generacional para desarrollar una escena cómica en la que ambos bandos chocan en su análisis de una popular serie de los noventa.

- Lo peor: Netflix cada vez es menos sutil en la publicidad cruzada dentro de sus producciones originales. En Entre vino y vinagre hay una escena demasiado larga dedicada a un cameo forzado de la escritora Brené Brown, quien este mes estrenó en la plataforma un especial sobre cómo elegir la valentía y salir de la zona de confort.

? Dato curioso: Este grupo de actrices son amigas en la vida real y todas trabajaron en Saturday Night Live: Paula Pell y Emily Spivey fueron escritoras del show, mientras que el resto fueron miembros del elenco regular.

> Veredicto: Buenaza

Entre vino y vinagre
Wine Country
Estados Unidos, 2019
Dir. Amy Poehler
con Amy Poehler, Maya Rudolph, Tina Fey, Paula Pell, Rachel Dratch
Estreno en México: 10 de mayo, 2019

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.