Lo mejor de lo peor: nuestro top de placeres culposos del cine

NOTA
Foto por: UIP Duna
2017-06-16

Diez películas que seguro disfrutas como ninguna pero en la privacidad de tu casa, sin testigos y con comida chatarra.

Todos tenemos placeres culposos, ya sea en música, literatura, comida y demás; pero lo que a nosotros nos truje es el cine, y moríamos por hacer un ranking con las mejores peores películas que te encanta ver, pero que nunca admitirías públicamente. 

5 películas de culto en Netflix que todo cinéfilo debe ver

Terror bajo la tierra (Tremors, 1990)

Seguro te pasaste varios domingos pegado a la tele esperando a que las colosales criaturas irrumpieran desde cualquier rincón del desierto, y te hiciste fan del género de acción y ciencia ficción comercial con uno de esos maratones en Canal 5... ¡gracias Kevin Bacon!

El Demoledor (Demolition Man, 1993)

Otro clásico que te hizo la infancia/adolescencia y te acercó a la ciencia ficción (y a uno que otro asomo de steampunk): una película del género protagonizada por Sylvester Stallone, Wesley Snipes y Sandra Bullock en un futuro supuestamente ideal pero verdaderamente apocalíptico. 

Scary Movie (Scary Movie, 2000)

A esta película le respetamos muchas cosas, sobre todo que fue de las pioneras comerciales en traernos versiones paródicas de otras, lo que pronto se volvió una especie de franquicia. 

Miss Simpatía (Miss Congeniality, 2000)

El extreme make over de Sandra Bullock, de la mano de Michal Caine es una gozadera. A esto le sumamos un poco de acción, comedia y romance y el resultado es un perfecto placer culposo. 

Zoolander (Zoolander, 2001)

Ver Zoolander es como sumergirse en un nuevo y desconocido universo de la comedia aparentemente tonta pero con ganchos narrativos bastante ingeniosos, con la participación de celebridades como David Bowie o Donatella Versace. 

Legalmente Rubia (Legally Blonde, 2001)

¿Cómo representar al estereotipo de rubia boba para salvarla de ese mismo prejuicio? Al final, la película se logra bastante bien, y aunque con una serie de momentos ridículos, la verdad es que nos deja con muchas risas.

Películas muy criticadas que se han vuelto de culto

Freddy contra Jason (Freddy Vs Jason, 2003)

A todo fan del cine de género y de culto (como el slasher), le encantan las obras incomprendidas y peculiares.  Y a pesar de lo absurda que resultó esta historia y de las actuaciones un tantito exageradas, no puede faltar en un maratón de buenas malas películas.

¿Y dónde están las rubias? (White Chicks, 2004)

De los enteramente discutibles talentos que nos trajeron Scary Movie, a esta comedia no hay cómo rescatarla del rigor cinematográfico; sin embargo, es de esas que llegan directo a alguna célula inexplicable del cuerpo y nos pide más y más de su absurda puesta en escena.

Niñera a prueba de balas (The Pacifier, 2005)

Esta película de Disney no es tan mala (tampoco taaan buena), es más bien un gusto culposo por tener a Vin Diesel como estelar que canta y baila, en un drama de acción disfrazado de comedia familiar; además, deja uno que otro golpecito en el corazón... cómo olvidar la canción de Peter El Panda.

Machete (Machete, 2010)

Esta película de Robert Rodríguez nace gracias a un teaser integrado a Planet Terror (Planet Terror, 2007), otra de las joyitas del peculiar director, y se ha vuelto una especie de retrato satírico y de culto para algunos y un bodrio para otros. Es violento y superficial... pero no puedes dejar de verlo. 

Grandes actores del cine que ahora aparecen en series de televisión

¿Qué te parece nuestro listado?, compártenos qué otras películas consideras los mejores placeres culposos para armar el maratón.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.