Películas de 2018 que se perfilan para lo peor del año

NOTA
Foto por: Fuente: hearstapps.com

Llevamos poco, pero hay varias candidatas.

En lo que va de 2018 ya han empezado a aparecer ya fuertes contendientes para la peor película del año. Entre historias bíblicas, secuelas innecesarias y películas de acción baratas hay suficiente material para empezar a llenar quinielas. A continuación te presentamos una lista con algunas de las peores películas de lo que va de este 2018:

Cincuenta sombras liberadas (Fifty Shades Freed, 2018)

Con 12% de calificación en el tomatómetro, la tercera y por fortuna última entrega de esta trilogía es igual o más desastrosa que las dos películas anteriores. A pesar de su éxito en taquilla, la película fue destrozada por la crítica, con algunos asegurando que se trata de una tortura peor que las cadenas y los látigos que utilizan sus protagonistas. Algunos críticos incluso le dieron calificación solamente porque la cinta es tan mala que los hizo reír.

The Cloverfield Paradox (2018)

La tercera parte de la saga de Cloverfield fue lanzada directamente a través de Netflix el pasado 4 de febrero, y para decepción de fanáticos y críticos resultó la peor de la trilogía. El guion, originalmente titulado “La partícula de Dios”, estaba planeado como una película de ciencia ficción completamente ajena al universo de la saga Cloverfield, y fue el productor J.J. Abrams quien decidió convertirlo en parte de la historia. El resultado es una cinta confusa, con líneas narrativas que dejan más preguntas que respuestas y que intentó mezclar demasiadas cosas en una misma película.

15:17 tren a París (The 15:17 to Paris, 2018)

Considerada por muchos críticos como la peor película de Clint Eastwood en toda su carrera, 15:17 tren a París (The 15:17 to Paris, 2018) narra la historia real de un grupo de soldados americanos intentando detener el atentado terrorista en el tren Amsterdam-Paris ocurrido en 2015. El principal problema de la película fue la decisión de Eastwood de castear a los protagonistas reales para interpretarse a sí mismos en un intento de darle realismo, cosa que no logra. Al momento la película tiene un 25% de calificación en el sitio Rotten Tomatoes. 

La noche del demonio: Capítulo 4 (Insidious: The Last Key, 2018)

La cuarta y, de acuerdo con varios críticos, completamente innecesaria entrega de esta saga ha provocado que la historia se empiece a desgastar, y al igual que otras franquicias de terror con demasiadas secuelas y precuelas corre el riesgo de convertirse en una auto parodia. La cinta es por el momento la peor calificada de la serie.

Sansón (Samson, 2018)

Ese drama bíblico inspirado en el famoso fortachón de la melena larga es otro fuerte candidato para la peor película del año. La cinta ha sido criticada por sus pobres efectos especiales, actuaciones amateur de varios de los integrantes del cast y por su guion aburrido y lento. Aunque algunos críticos le alabaron sus buenas intenciones no dejaron de señalar que desde el punto de vista técnico y estilístico es simple y llanamente una pésima película.

Deseo de matar (Death Wish, 2018)

El remake de la película del mismo nombre de 1974 fue pésimamente recibido por la crítica, que la mantiene con un 17% de calificación en Rotten Tomatoes, y que la consideró completamente innecesaria e idiota tomando en cuenta el agitado debate público sobre control de armas que se está desarrollando actualmente en Estados Unidos. La cinta, protagonizada por Bruce Willis, narra la historia de un hombre común convertido en vigilante vengador, y tuvo el tino de estrenarse semanas después del último tiroteo escolar en Florida.  

La maldición de la casa Winchester (Winchester, 2018)

Con 14% de calificación el tomatómetro, esta cinta de horror protagonizada por Helen Mirren es fuerte contendiente para la peor película del año. La película narra la historia de la viuda de William Winchester, creador de los famosos rifles, que está convencida de que los fantasmas de la gente que murió asesinada por los rifles de su esposo la están acosando. Aunque la crítica en general perdonó el trabajo de Mirren, en cambio despedazó la historia y el tono más bien tonto de la película.

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.