Poder y leyenda: las mil vidas de Patricia Reyes Spíndola

NOTA
Foto por: Archivo

Celebramos el cumpleaños 65 de la legendaria actriz y directora repasando su impresionante carrera.

Por Sector Cine

Sin duda alguna, Patricia Reyes Spíndola es uno de los rostros más reconocibles del Cine Mexicano contemporáneo. Su presencia en las pantallas, tanto la chica como la grande, ha perdurado a lo largo de las últimas cuatro décadas en todos los géneros posibles; del drama al terror, de la comedia al videohome.

Para la actriz, nacida en la Ciudad de México el 11 de julio de 1953 y educada en talleres de México y Londres, la suerte le sonrió desde pequeña, debutando en el cine en 1972 con la película El señor de Osanto de Jaime Humberto Hermosillo, uno de los realizadores mexicanos más destacados de esa década prolífica y arriesgada que fueron los setenta en el cine nacional. El reconocimiento del público y la crítica llegó en 1976, con el estreno de la película Las poquianchis, interpretación de Felipe Cazals al popular caso policiaco de las hermanas González Valenzuela, asesinas y tratantes de blancas en el tranquilo estado de Guanajuato.

Los motivos de Luz (1985), Imagen: FICM

Su notable talento la hizo merecedora al Ariel a Mejor Coactuación Femenina por su trabajo como Rosa en la película Actas de Marusia, co-producción dirigida por el chileno Miguel Littín que logró una nominación mexicana al Oscar como Mejor Película Extranjera. Posteriormente participó en Pedro Páramo, adaptación de la famosa novela homónima escrita por Juan Rulfo; Los hijos de Sánchez, donde compartió créditos con Anthony Quinn, Dolores del Río y Katy Jurado; México Norte, por la que recibió su primera nominación al Ariel como Mejor Actriz y Goitia, un dios para sí mismo, basada en la vida del pintor Francisco Goitia.

Considerada como una de las mejores actrices de su generación, Spíndola formó una exitosa mancuerna con algunos de los cineastas más importantes del Cine Mexicano, incluyendo a quienes no detuvieron su producción ante el momento de crisis que atravesó el Cine Mexicano en la década de los ochenta. Después de Las poquianchis, Felipe Cazals dirigió a la actriz oaxaqueña en Los motivos de Luz, actuación que le dio su primer Ariel a Mejor Actriz en 1985 y Chicogrande en 2009.

La calle de la amargura (2015), Alebrije Cine

Sin embargo, es el director Arturo Ripstein con quien Reyes Spíndola ha creado un vínculo realmente efectivo, con doce títulos en su filmografía compartida: Mentiras piadosas (1988); La mujer del puerto (1991); La reina de la noche (1994), por la que recibió su segundo Ariel a Mejor Actriz; Profundo Carmesí (1996); El evangelio de las maravillas (1998); El coronel no tiene quien le escriba (1999); La perdición de los hombres (2000); La virgen de la lujuria (2002); El carnaval de Sodoma (2006); Las razones del corazón (2011) y La calle de la amargura (2015).

Spíndola también es una de las pioneras en el apartado de las series televisivas mexicanas, participando en el serial de terror La hora marcada y las primeras producciones de Televisa en el nuevo milenio: S.O.S.: Sexo y otros secretos; 13 miedos y Mujeres Asesinas. Por dos años, la televisión estadounidense pudo disfrutar su participación en Fear the Walking Dead, spin-off del famoso programa de zombies de AMC.

Fear The Walking Dead (2015), AMC

Participando incluso fuera de nuestras fronteras y en todas las modalidades de entretenimiento por los últimos cuarenta años, Patricia Reyes Spíndola se confirma como una de las actrices principales del entretenimiento en México. Sin necesidad de esperar a sus próximos proyectos y solo con revisar algunos de los títulos de su filmografía, queda claro por qué Spíndola es la intérprete a la que todos respetan, y en Sector Cine le decimos: ¡feliz cumpleaños, maestra!

Frida (2002), Miramax

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.