¿En qué películas ha participado Gary Ross?

NOTA
Foto por:

Este viernes se estrenó “Ocean’s 8: Las estafadoras”, pero ¿sabías que su director, Gary Ross, ha participado como guionista en muchas otras películas?

Por fin llegó el sorpresivo y a la vez esperado regreso de la franquicia que le dio un nuevo auge a las películas de robos a inicios del siglo 21, pero ahora con un giro femenino y sofisticado. Nos referimos, por supuesto, a Ocean’s 8: Las estafadoras (Estados Unidos, 2018), spin-off de la famosa trilogía de bandidos de élite creada por Steven Soderbergh y que vio la luz entre 2001 y 2007.

En esta ocasión, el gancho radica en el elenco: ocho poderosas mujeres (Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Mindy Kaling, Sarah Paulson, Nora Awkwafina, Rihanna y Helena Bonham Carter), y en una mezcla de suspenso, encanto y descaro. La película está escrita y dirigida por Gary Ross, a quien recordamos por haber dirigido la exitosa adaptación de Los juegos del hambre (Estados Unidos, 2012). Con motivo de su nueva película, en Sector Cine hacemos un breve repaso a la corta –pero diversa– filmografía de este director/guionista norteamericano.

 

Las habilidades de Ross

Si bien Ross no se distingue por haber desarrollado un estilo particularmente propio, es un director que ha sabido demostrar sus capacidades a la hora de manejar grandes elencos, pues lo hace con fluidez cómica sin caer en la risa fácil. Más que nada ha brillado como guionista, sobre todo al inicio de su carrera con proyectos de tono fantasioso como la aventurera Lassie: Amigos para siempre (Estados Unidos, 1994), y algunos mucho más ambiciosos y que lo llevaron a recibir tempranas nominaciones a Mejor Guion Original en los premios de la Academia: la entrañable Quisiera ser grande (Big, Estados Unidos, 1988), protagonizada por un joven Tom Hanks sobre un niño que se vuelve adulto de la noche a la mañana; y la aclamada Dave, presidente por un día (Estados Unidos, 1993), estelarizada por Kevin Kline y Sigourney Weaver, sobre un hombre idéntico al presidente de Estados Unidos que debe reemplazarlo cuando este cae en coma.

Quisiera ser grande (20th Century Fox)

Ross debutó como director a finales del siglo pasado con una comedia dramática que seguía la línea fantasiosa de sus primeros guiones: Amor a colores (Pleasantville, Estados Unidos, 1998). Conformada por un elenco diverso y que mezclaba tanto a actores veteranos como jóvenes –entre ellos, Tobey Maguire, Reese Witherspoon, Jeff Daniels, Joan Allen, William H. Macy, J. T. Walsh y Paul Walker–, esta película jugaba con los límites de la realidad al mandar a dos hermanos diametralmente opuestos a vivir dentro de un programa de televisión en blanco y negro de los cincuenta ambientado en un pueblo pequeño llamado Pleasantville. Ross utiliza esta trama fresca y original para explorar temas como la represión social y política, la libertad de expresión y el racismo y demás tensiones sociales inherentes a Estados Unidos, sumándole al desarrollo una metáfora de colores para examinar la forma en que los valores de la época de los cincuenta se contraponían con los de finales de siglo, sin dejar de lado el toque ligero y accesible de sus anteriores trabajos.

Amor a colores (New Line Cinema)

A esta fábula retro le siguió la película que le ha generado mayor reconocimiento dentro de la crítica cinematográfica: Alma de héroes (Seabiscuit, Estados Unidos, 2003), en la que repite su colaboración con Tobey Maguire y William H. Macy, además de sumar a Jeff Bridges y Elizabeth Banks. Con Alma de héroes, Ross cambia de género y se sumerge en el drama deportivo para contarnos la historia de Seabiscut, caballo purasangre que se hizo famoso durante la Gran Depresión tras volverse una estrella de carreras a pesar de su tamaño y rebelde temperamento. La película obtuvo siete nominaciones a los premios Oscar, entre ellas a Mejor Director, Guion Adaptado y Cinematografía, y su éxito se debió, sobre todo, a la forma en que retrató los valores deportivos, el concepto de la victoria, la disciplina y la lucha por los sueños, los cuales conectaron mucho con la sociedad estadounidense que seguía recuperándose de los terribles acontecimientos de septiembre de 2001.

Alma de heroes (Universal Pictures)

Tras el éxito de Seabiscuit, Ross se tomó un buen descanso del mundo cinematográfico y se dedicó a escribir y producir El valiente Despereaux (The Tale of Despereaux, 2008), coproducción animada entre Reino Unido y Estados Unidos basada en El cuento de Despereaux, relato infantil de Kate DiCamillo publicado en 2003. Esta incursión en el terreno de la animación para niños fue dirigida por el británico Sam Fell e incluyó a un reparto de voces de primera categoría, entre los cuales se incluyen a Matthew Broderick, Stanley Tucci, Emma Watson y Dustin Hoffman, además de incluir a varios que repiten su colaboración con Ross: Sigourney Weaver, Kevin Kline y William H. Macy.

El valiente Despereaux (Universal Pictures)

No fue sino hasta 2012 que Ross regresa a la silla del director para encargarse de la adaptación cinematográfica de Los juegos del hambre, basada en la novela y primer volumen de la saga del mismo nombre escrita por Suzanne Collins, y que ayudaría a cimentar la presencia de Jennifer Lawrence en Hollywood.

Los juegos del hambre (Lionsgate Films)

Además de demostrar su experiencia en el manejo de grandes repartos, Ross logró traspasar el espíritu distópico y desesperado de la novela y de sus personajes con gran maestría. Además, la película demostró tener un buen diseño de producción y un gran desempeño por parte de los actores. El éxito, tanto en taquilla como ante la crítica, le daría a la saga el empuje para expandirse en tres películas más (pese a que Ross no volvió a dirigir ninguna) e inaugurar una nueva ola de películas adaptadas de novelas juveniles con temas post-apocalípticos.

Tras esta incursión en los blockbuster, Ross se tomó cuatro años en concretar el que hasta hoy era su último proyecto: Lucha por la libertad (Free State of Jones, Estados Unidos, 2016), drama histórico ambientado durante la Guerra Civil y que sigue los pasos de un confederado rebelde interpretado por Matthew McConaughey, acompañado de Mahershala Ali y Keri Russell, y que pasó desapercibido tanto en Estados Unidos como en su distribución internacional.

Lucha por la libertad (Zima Entertainment)

Es así como llegamos a la nueva entrega de este director: Ocean’s 8: Las estafadoras, en la que no solo intentará reinventar esta franquicia (y probablemente dar pie a nuevas secuelas), sino también volver a demostrar su capacidad para manejar grandes elencos y un guion plagado de comedia mordaz y seductora.

¿Qué has visto de Gary Ross? ¿Conocías alguno de sus trabajos anteriores a que se volviera director?

 

 

 

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.