Directora de la semana: Natalia Beristáin

NOTA
Foto por:

Sin mucho ruido y con discreción, de "Luis Miguel: la serie" a "Los adioses", esta realizadora mexicana nos ha tenido hablando de su trabajo durante todo el año. Conócela.

Por Carlos Ochoa @Charles_Ryder

 

Tras un exitoso recorrido por el Festival Internacional de Cine de Morelia, Málaga y Guadalajara, así como ocho nominaciones al Ariel de las cuales obtuvo el de Mejor Actriz para Karina Gidi, por fin llegó a carteleras mexicanas Los adioses (2017), el segundo largometraje de Natalia Beristáin, directora mexicana que con su retrato sobre fragmentos de la vida de Rosario Castellanos, busca darle un giro a la realización de las biopics en México y además replantear la representación del feminismo en pantalla.

Cinépolis Distribución

Nacida en la Ciudad de México en 1981, Beristáin es egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), donde se graduó como realizadora. Se inició en el mundo de la dirección con los cortometrajes Peces plátano (2006) y Pentimento (2009), el primero de los cuales la ayudó a colocarse en la mira de la crítica mexicana tras obtener el premio de Mejor Cortometraje en el Festival de Morelia. Su primer largometraje, No quiero dormir sola, protagonizado por Mariana Gajá, Adriana Roel y Emiliano Becerril, fue estrenado en 2012. La historia, escrita por Beristáin en colaboración con Abril Schmucler y Gabriela Vidal, está enfocada en Amanda, una mujer joven con un trastorno del sueño que le impide dormir si se encuentra sola.

Canana

Su apesadumbrada rutina de amantes nocturnos se ve trastocada cuando debe encargarse de su abuela Dolores, una antigua actriz que sufre de alcoholismo y está fascinada con revivir sus glorias pasadas. No quiero dormir sola, sobre la cual planea inevitablemente la sombra del clásico El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, 1950), fue estrenada en la Semana de la Crítica en el Festival Internacional de Cine de Venecia y, después de haber recorrido un gran número de festivales nacionales e internacionales, terminó nominada a cinco premios Ariel, entre ellos, Mejor Película y Mejor Ópera Prima, y triunfadora en la categoría de Mejor Actriz para Adriana Roel.

A la par de su primera aventura en la pantalla grande, Beristáin es también conocida como una de las directoras de casting más precisas y solicitadas del Cine Mexicano actual, una posición que ha forjado desde el 2010 y que le ha permitido participar en una gran variedad de proyectos, entre ellos las series de televisión Sr. Ávila de HBO Latinoamérica y La hermandad, así como los dramas de violencia De la infancia (2010), La vida precoz y breve de Sabina Rivas (2012) y 600 millas (2015), el drama histórico El elegido (2016), el proyecto de horror con ciencia ficción Las tinieblas (2016) y la recién estrenada animación mexicana Ana y Bruno (2017).

Foto: León Muñoz Santini

Lo anterior le ha permitido colaborar con muchas figuras del panorama cinematográfico nacional como Carlos Carrera, Diego Luna, Luis Mandoki, Gabriel Ripstein, Daniel Castro Zimbrón y Alfonso Herrera, así como con actores extranjeros como Tim Roth y Hannah Murray. Su prestigio y acertada capacidad de selección no solo han permitido que tanto los directores de algunos de los proyectos mencionados como los actores involucrados en los mismos le expriman con buenos resultados lo mejor a sus personajes en pantalla, sino que además han ayudado a rescatar la importancia del papel que desempeña la dirección de casting en el quehacer cinematográfico y a darle una mayor visibilidad en nuestro país.

Su talento vuelve a hacerse presente en Los adioses, donde la excelente selección de Karina Gidi como Rosario Castellanos (que le valió el Ariel a Mejor Actriz) y de Daniel Giménez Cacho como su pareja Ricardo Guerra da pie a un encuentro actoral bien equilibrado que sabe cuándo explotar y cuándo contenerse. Lo mismo puede decirse de la elección de Tessa Ía como Rosario en su juventud: su determinación ensoñadora combina perfectamente con la delicadeza que transmite Ía.

Netflix

La presencia de Beristáin en los reflectores de las producciones no se detiene con Los adioses; al contrario, no ha hecho más que reforzarla. Tan solo en 2018, y a consecuencia del nuevo éxito conseguido por Los adioses, Beristáin ha incursionado en la dirección para la pantalla chica: fungió como codirectora de tres episodios del reciente boom mexicano de Netflix: Luis Miguel: La serie y fue elegida para codirigir junto con Alejandro Aimetta algunos episodios de El secreto de Selena, próxima a estrenarse en México por el canal TNT a finales de septiembre. No cabe duda que si bien Beristáin ya goza de una sólida carrera como directora de casting, estos nuevos proyectos le auguran un prometedor futuro como directora de ficción. Cuéntanos, ¿conocías ya el trabajo de Natalia Beristáin? ¿Has visto alguna de sus películas?

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.