A 5 años de 'Tercera llamada'

NOTA
Foto por: La Nave

Se cumplen un lustro del estreno de la película mexicana que juntó al elenco más interesante de los últimos años, y lo celebramos con cinco datos curiosos.

Por Andrés Olascoaga / @AndresOlasToroX

El primer fin de semana de octubre de 2013 llegó a las carteleras mexicanas una película que no se ha podido repetir: Tercera llamada, adaptación de una exitosa obra de teatro noventera que en su versión a cine contó con un elenco proveniente de todas las áreas del entretenimiento mexicano, desde estrellas consagradas de nuestro cine, hasta integrantes de la televisión, la música y los reality shows.

En la cinta, dirigida por Francisco Franco (talentoso director teatral con afortunadas intervenciones previas en el cine), se contaba la cómico-trágica historia de una compañía teatral que, a un mes y medio del estreno de su más reciente montaje, (una nueva versión del Calígula de Albert Camus), no está preparada para el montaje

:

La directora neurótica (Karina Gidi) entra constantemente en conflicto con sus actores (y su pareja, Martín Altomaro); los técnicos (encabezados por Eduardo España) se han robado la escenografía; la productora (una sensacional Anabel Ferreira) se la pasa alcoholizada; el actor estrella de la televisión (Jorge Poza) abandona el proyecto ante la presión del teatro; la diva que engalanaría los escenarios con su presencia (Rebecca Jones) se siente ofendida a la menor provocación; el legendario actor involucrado en la obra para darle prestigio (Ricardo Blume) no puede recordar sus diálogos y una joven actriz, proveniente del nada glamouroso mundo de los comerciales (Irene Azuela), ha entrado al quite sin evadir su pánico escénico. Todos ellos, deberán solucionar sus problemas antes de que se dé la esquivable tercera llamada y el monstruo de Camus tenga que aparecer en escena.

El resultado, además de ser muy interesante para todos los involucrados en el sector artístico, lograba conquistar al público con sus dosis de comedia (la mayoría a cargo de Ferreira, figura clave de la televisión humorística hace tres décadas) y su historia sobre un desastre perfecto. A cinco años de su lanzamiento en cines, recapitulamos los cinco datos que hicieron de Tercera llamada un proyecto irresistible.

 

UNO. EL ORIGEN

Francisco Franco con sus protagonistas: Irene Azuela, Cecilia Suárez y Karina Gidi

Una historia como esta solo podía salir de la mente de alguien que conocía el teatro como la palma de su mano. Alguien que sabía lo que sucedía dentro y fuera del escenario, con todas las presiones, desgracias y sorpresas que eso involucraba. Alguien como Francisco Franco Alba, quien en 1995 presentó la obra Calígula, probablemente, escrita a colaboración con el también productor Ignacio Guzmán. En la pieza, presentada en el Teatro Wilberto Cantón, tomaban como pretexto el estreno de un Calígula escrito originalmente por Camus, para presentar los embrollos que impedían su presentación en las tablas. La obra, protagonizada entre otras por la actriz Pilar Boliver, fue ampliamente recibida por el público y la crítica en el México de los años noventa.

 

DOS. LA DUPLA GANADORA

Para el traslado al cine de su proyecto, Franco se apoyó en el trabajo de la actriz y guionista boliviana María Renée Prudencio, con quien estableció una cercana colaboración en teatro. Según sus palabras, Prudencio –también  responsable del argumento del primer filme del director (Quemar las naves) y que recientemente estrenó Los adioses–, ayudó a la comprensión del lenguaje cinematográfico dentro de esta historia completamente pensada y escrita para los escenarios. Prudencio también es parte importante en la carrera teatral de Franco, participando como su adaptadora, traductora y dramaturga en montajes como Closer, El curioso incidente del perro a la medianoche y La sociedad de los poetas muertos.

 

TRES. EL ELENCO

El reparto siempre es un elemento importante en toda propuesta cinematográfica, pero, en un caso como Tercera llamada, este no solo es una parte destacable sino vital. En ese aspecto, el director consiguió un elenco de primera, con personalidades como Karina Gidi (la directora insufrible), Cecilia Suárez (la vestuarista azotada), Irene Azuela (la joven promesa), Rebecca Jones (la diva venida a menos), Anabel Ferreira (la fierecilla tomada, la productora alcohólica) y una aún poco conocida Mariana Treviño (la asistente despistada).  

Además, el proyecto contaba con la participación de Silvia Pinal (como una loca delegada de la ANDA… o bueno, como una delegada de la ANDA), Fernando Luján, Ricardo Blume, Alfonso Dosal, Martín Altomaro, Kristyan Ferrer, Jorge Poza, Eduardo España, Víctor García (cuyo segundo apellido no es “de La Academia”) y los cameos de Mauricio García Lozano, Ana Ofelia Murguía, Ana Claudia Talancón, Regina Orozco y Alejandra Bogue.

Por cierto, para que la colaboración entre los actores luciera tan familiar a insostenible como lo requería el filme, Franco trabajó dos meses con los actores para crear a sus personajes y sus relaciones antes de pararlos frente a la cámara, una especie de ensayo antes de quedar inmortalizados en celuloide.

 

CUATRO. EL LUGAR

Para lograr el asfixiante ambiente (al menos para la producción apresurada que sostiene al filme,) se necesitaba de un lugar cargado de historia y peso escénico. La selección fue el Centro Cultural Universitario de la UNAM (institución que también figura como productora del filme, vía el CUEC). Ahí, rodeados de teatros, salas de conciertos, placas y butacas, el director encontró el lugar ideal para desarrollar su historia sin tener que salir de un cuadro en específico. Por cierto, hay que darle una mención especial al diseño sonoro de la película, pues estaba pensado para que se pudieran escuchar todos y cada uno de los ruidos que acompañan a los ensayos en teatro, desde los pasos de la gente en tramoya, el sonido de las cortinas o el eco causado por la voz de los intérpretes.

 

CINCO. EL ESTRENO

La película estrenó en la primera semana de octubre de 2013, debutando dentro del Top 10 de taquilla en nuestro país. Previamente, la cinta ya había sido presentada en los festivales de Guadalajara, donde Cecilia Suárez fue reconocida con el premio a Mejor Actriz; La Habana; Palm Springs y Valladolid. En 2014, el trabajo de Franco y Prudencio fue galardonado con el Ariel de Plata a Mejor Guion adaptado, cerrando así la historia de una cinta que llevó al teatro mexicano y sus curiosos integrantes a la gran pantalla.

Tercera llamada está disponible en DVD en tiendas especializadas.

 

Este sitio utiliza cookies para ayudarnos a mejorar tu experiencia cada vez que lo visites. Al continuar navegando en él estarás aceptando su uso. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.